Ensayos: Inmóvil como el colibrí y La lámpara maravillosa.








La lámpara maravillosa, William Ospina.
Editorial: Navona/Urano
Año de edición: 2015
ISBN: 978—84—16259—17—5
Número de páginas: 128

Inmóvil como el colibrí, Henry Miller.
Editorial: Navona/Urano
Año de edición: 2015
Número de páginas: 283


LA LÁMPARA MARAVILLOSA
 En esta lámpara maravillosa se esconden las esencias de uno de los más grandes escritores en lengua castellana, William Ospina. Pudiera parecer que en un libro breve –en extensión– no se pudiera sostener dicha afirmación, pero el lector que lo abra y lo lea, encontrará al poeta, al profundo explorador de la verdad humana y también de la divina, pues interpela a los dioses en más de una ocasión. Encontrará al narrador de novelas torrencial y pasmado por sus hallazgos, que le proporcionan, y él nos regala, la felicidad. Y es que leer a Ospina es acercarse a la felicidad. Es un escritor fuera de lo común, que sabe engarzar las perlas de sus poemas, sus ensayos y sus novelas.
En esta obra el lector paseará de la mano de Diógenes, se cruzará con Alejandro, oirá a Miguel Ángel, sufrirá con Ospina la barbarie del ser humano, y se reconciliará con ella leyendo a Proust, verá a Dorian Grey, sentirá la voz callada de Shakespeare, y se preguntará ¿qué sería de nuestra vida sin libros? ¿Sin Byron, Kafka, García Márquez, Joyce, San Juan de la Cruz, Kipling…?
Como dice Ospina, “El que abre un libro ha encendido la lámpara maravillosa, y qué grato es saber que nunca acabaremos de descubrir lo que hay oculto en la transparencia, lo que hay escrito en la oscuridad.”

 INMÓVIL COMO EL COLIBRÍ

Una de las exposiciones más luminosas de Henry Miller acerca de su personal filosofía de la vida se encuentra en Inmóvil como el colibrí, que confiere un título simbólico a esta serie de relatos, retratos y ensayos recopilados en 1962, pero que abarcan veinticinco años de su trabajo literario. El tono de la mayoría de estos escritos es sumamente crítico con el tipo de vida americano. No obstante, Miller cree en los milagros y salva al individuo —al artista, al creador— del conformismo social, puesto que el “lenguaje del individuo creativo es la libertad.” Éste, en una posición inconformista, ha de creer en el milagro de su lucha liberadora y si no es así permanecerá inmóvil como el colibrí. Como premio, el colibrí recibirá los mimos de la sociedad y no será visto como una amenaza para el orden establecido.





 ¡Hola, mestizos! En esta entrada quiero platicarles de los últimos dos libros de ensayos que he leído: Inmóvil como el colibrí  de Henry Miller y La lámpara maravillosa de William Ospina. ¿Por qué los dos en una misma entrada? Porque considero que ambos títulos comparten algunos temas y abordarlos en entradas diferentes sería redundar.

Quiero empezar por el primero que leí: La lámpara maravillosa de William Ospina. Esta pequeña compilación de ensayos está escrita por un autor de numerosos libros de poesía (de ahí el tono lírico de varios ensayos) entre los que destacan: Es tarde para el hombre, Las auroras de sangre, ¿Dónde está la franja amarilla?  y La escuela de la noche.

El primer ensayo se titula La lámpara maravillosa. Trata sobre el poder de la lectura—y por eso es mi favorito—, sobre la importancia de los libros en nuestra vida, cuestiona ¿qué sería de nuestra vida sin libros? y cita a los más grandes escritores de la historia como Shakespeare, Wilde, Proust y Gabriel García Márquez. Es un ensayo que exalta la magia de leer, imaginar y transportarnos a otros mundos.

El segundo es Preguntas para una nueva educación. Este ensayo me interesó mucho porque el campo laboral de mi carrera (Letras Españolas) es generalmente la docencia. De hecho, el plan de estudios tiene tres materias para instrumentarnos: Instrumentación didáctica, didáctica del español y didáctica de la literatura. Aquí se cuestiona el modelo de educación por competencias, muestra sus problemáticas y sus posibles  soluciones. Es un tema que todo maestro o maestra debería leer, pues los alumnos pueden tener conflictos con este sistema y el modelo educativo en general.

Por último, los tres ensayos son: Carta al maestro desconocido, Lo que puede el lenguaje y El cuerpo y la creación artística. El primero aborda las características que debe tener un buen profesor, el segundo el poder de las palabras y la comunicación y, el tercero, el increíble acto de crear ARTE.

En general, es un excelente libro de ensayos; es breve, conciso y nada complicado de entender. ¡No se arrepentirán si lo leen!

El segundo libro es Inmóvil como en colibrí de Henry Miller. En sus 283 páginas el autor explora temas como la vida americana, la moral, la vida y obra de algunos autores como David Thoreau y Walt Whitman, el arte, entre otros. Si bien el primer libro me gustó por su sencillez, Inmóvil como el colibrí me disgustó por su estilo rebuscado y, a veces, pretencioso. El autor divagaba mucho y no acertaba en lo que quería transmitir.

Como conclusión, recomiendo ampliamente La lámpara maravillosa, pues de los pocos temas que abarca, los abarca a la perfección y con un pulso narrativo que sabe llegar al lector.
Espero que les haya gustado esta entrada. ¡Saludos con Hermes!


VALORACIÓN DE LA LÁMPARA MARAVILLOSA:



VALORACIÓN DE INMÓVIL COMO EL COLIBRÍ:













Share:

1 comentarios

  1. Hola!

    Por lo que he leído parecen dos buenos ensayos, sobretodo para hacer reflexionar, aunque cada uno a su manera.
    Saludos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!
Regreso todos los comentarios :), solo pido un poco de paciencia por los días de clases.
Recuerda comentar con respeto y sinceridad. Nada es más valioso para los dioses que un comentario con buena ortografía.

¡Saludos con Hermes!